Ética y valores 1

Los derechos humanos

Los derechos humanos son propios de la naturaleza del ser humano, su realización resulta indispensable para el desarrollo integral del individuo  y de la sociedad. Estos derechos están reconocidos por la Constitución y por otras leyes, por lo que deben ser garantizados por el Estado. Estos derechos, que tú y yo tenemos derecho a que se respete nuestro buen nombre y a expresar libremente nuestras ideas, y tenemos obligación a respetar el buen nombre de los demás y permitir a los otros expresarse.  

Tenemos la obligación moral de hacer lo necesario para que estos derechos se respeten y crear juntos una mejor sociedad. Con esta intención, el 10 de Diciembre de 1948 la Asamblea General de las Naciones Unidas  aprobó y proclamó la Declaración Universal de Derechos Humanos. Esta declaración representa un ideal común, por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse a fin de que tanto los individuos como las instituciones promuevan, mediante la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento  y aplicación universal. La declaración es un triunfo de la conciencia moral del mundo, pero siempre será necesario que todos trabajemos para que sea una realidad. 

En nuestro país violan dichos derechos: algunos caciques y líderes de las comunidades más alejadas, algunas autoridades gubernamentales y algunos miembros  de los cuerpos policíacos y también algunos ciudadanos. Saber que existen servidores públicos que violan los derechos humanos es indignante. De lo anterior se deriva la necesidad de establecer límites en la actuación de todos los servidores públicos, sin importar su nivel jerárquico ni si su institución gubernamental es federal, estatal o el simple desconocimiento de su función.

El estado tiene la tarea de proteger los derechos humanos con la intención de proveer y mantener las condiciones necesarias para que, dentro de una situación de justicia , paz y libertad, las personas gocen del bienestar común y sean superadas la desigualdad, la pobreza y la discriminación. 

Para la defensa y la protección de los derechos humanos es necesario crear instituciones y mecanismos de participación que faciliten a todas las personas tomar parte activa en el manejo de los asuntos públicos y de trabajo conjunto para lograr el bien de la comunidad. 

ÉTICA Y VALORES 1
Sierra , Maria Teresa

Matem‡ticas 1 ok

Anuncios

Derechos Humanos

La educación en derechos humanos tiene el compromiso de formar personas comprometidas con la transformación de la sociedad, a asumir una postura crítica frente a las injusticias, inequidades y desigualdades que aún prevalecen en nuestro país y en todos los países del mundo, los cuales se expresan en intolerancias y discriminación principalmente hacia los grupos vulnerables. El propósito de este libro es contribuir a la promoción, difusión y protección de los derechos humanos, aportándole a los docentes de todos los niveles de educación una herramienta educativa en materia de derechos humanos, que los apoye en su gran labor de crear sociedades con una cultura en derechos humanos.

EL RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS, Guía de actividades para el docente
Kolangui Nisanof, Tamara

Hace más de medio siglo los países de América Latina y el Caribe reconocieron la necesidad de legitimar, promover y salvaguardar los derechos esenciales de los seres humanos en el continente americano, a través de la Declaración y Deberes del Hombre. Este acuerdo surgió en un contexto en el que las atrocidades ocasionadas por la segunda Guerra Mundial evidenciaron la urgencia de crear mecanismos para promover la dignidad y la vida humanas sobre cualquier circunstancia. Tres décadas después entró en vigor la Convención americana sobre derechos humanos, y desde esa decisión jurídica y política, todo el engranaje institucional que hace efectivos estos instrumentos. “

Los derechos humanos son producto del comportamiento y de la actividad humana, de ahí que posean una dimensión histórica, pero esto no significa que el núcleo de los mismos cambie a través de los tiempos, al contrario se mantienen, por cuanto comprende a las garantías fundamentales, inherentes, indivisibles, interdependientes y mínimas para tener una vida digna, por lo que representan un ideal común de las sociedades.  Sin embargo, es de hacer notar que la aplicación de los conceptos de derechos humanos depende de cada cultura, del momento histórico y de la educación que cada una de las sociedades tenga al respecto.”

Atención a clientes

Skype: Tirzo Hernández

limusa@noriegaeditores.com
(52 – 55) 51 300 700 ext. 112
Lada nacional sin costo
01 800 703 750