Una guía para emprendedores

 

Érase una vez un campesino que sabía hacer muy bien las albóndigas  tenía una empresa muy pequeña al pie de la carretera y las anunciaba: “Ricas albóndigas”.

La gente pasaba y le compraba; como le iba muy bien decidió alquilar el terreno adjunto para ampliar su restaurante. Además, contrató un empleado, y comenzó a prosperar. Entonces le pudo costear estudios universitarios a su hijo, y éste estudió y se graduó.

Un día el señor se dijo: “bueno, ya que he hecho todo este esfuerzo  mi hijo tiene que venir a ayudarme y reemplazarme”. Entonces el hijo vino y le dijo: “Padre, ¿no sabes que estamos en crisis? ¿No sabes lo mal que está la situación? Ç¿Cómo se te ocurre alquilar el terreno y contratar a un empleado si estamos en crisis?

El papá le contestó: “hijo, tú estudiaste, te graduaste en la universidad, lees prensa, ves televisión, oyes radio, debes estar muy bien  enterado, debes tener razón”.

Entonces el señor entregó el terreno, despidió al empleado para reducir costos, disminuyó su publicidad y el negocio comenzó a bajar y bajar. Un día le dijo el señor al hijo: “Cuanta razón tenías, hijo: estamos en crisis”.

Casos como este son frecuentes, ya que a través de la historia la sociedad ha marcado ciertos estándares de actuación; por ejemplo, cuando pequeños tenemos que ir a la escuela, acostarnos a las ocho y no nos es permitido hacer demasiadas preguntas. Más tarde, nuestros familiares (dependiendo de algunas circunstancias  nos exigen que terminemos ciertos grados de estudio. Además, la sociedad no nos permite dedicar nuestro tiempo a actividades que nos consideran para que continuemos en el estándar que marcan, ya que si hacemos algo que se considere negativo nuestros congéneres nos rechazarán. En este caso el efecto será similar que el anterior, y de nuevo se nos encajonará en lo que ellos creen que es lo mejor, en lo estándar.

LOS PRIMEROS PASOS AL MUNDO EMPRESARIAL
Ibarra Valdés, David

9789681833244

Contenido

Presenta consejos útiles para quien desea trabajar en la creación de su propia empresa. Explica las características que debe poseer el verdadero emprendedor para obtener resultados positivos sin que requiera depender de otra empresa.

Atención a clientes

http://www.noriega.com.mx

limusa@noriegaeditores.com
(52 – 55) 51 300 700 ext. 112
Lada nacional sin costo
01 800 703 750

Día Internacional de la Lengua Materna

Esta es nuestra lengua materna es con la que nacimos.

Es la que mamamos de niño como dicen los ancianos.

Es la aprendimos y utilizamos de niño para nombrar y contar las cosas que nos roea de la naturaleza y sociedad.

Es la que empleamos para expresar nuestras necesidades y saberes, conocimientos, sentimientos y valores con nuestra propia gente.

Es la que aplicamos para dialogar con nuestros Dioses, con nuestros hermanos de raza.

Los orígenes de la comunicación no verbal en el adulto tienen sus raíces en el comportamiento preverbal del bebé durante el primer año de vida. los bebes aprenden tanto a expresar como a interpretar el lenguaje corporal expresivo mucho antes de que puedan comunicarse con palabras.

Cuando el bebé tiene ocho meses de edad, puede expresarse por medio de una diversidad de posturas de sentado independiente, gestos expresivos o gestos con vocalizaciones.